No me llamo Penny Lane, mi nombre es Lady Goodman

The convenient thing about being a magical woman is that I can be gone as quickly as I came. 1

Manic Pixie Dream Girl (MPDG) es un arquetipo cinematográfico, el término fue acuñado por el crítico de cine Nathan Rabin, es un personaje femenino que existe para inspirar al protagonista frecuentemente melancólico o deprimido, a abrazar la vida y seguir con su camino.

Hear that? That’s the sound of you becoming a better person.2

MPDG es una mujer imposiblemente bella, que no se esfuerza, es tan extravagante y adorable como despreocupada, desligada, nada le afecta. Existe para ayudar al protagonista a encontrar su propio potencial, su hambre por la vida, su habilidad de madurar. Ella se desdibuja mientras él crece. Al final de la película ya ni siquiera la recordamos, porque al ser una mujer mágica puede desaparecer tan rápido como apareció.

Manic pixie dream girl says I’m going to save you.3

Ojalá esto se quedara en un arquetipo cinematográfico, ya es bastante malo ver mujeres diluidas en la trama, ser utilizadas como escalones, minimizadas, apenas nombradas, dejadas en lo anecdótico, casi de burla porque lo que las hace adorables también las hace objeto de burla, porque son pequeños caprichos y excentricidades. Mientras ella se disuelve, él toma fuerza; lo que es odioso en ella, es una virtud en él.

Ella lo hace mejor persona, pero no a su lado, de lejos; ni remotamente debemos pensar que ella es una persona con sueños, deseos, esperanzas, apenas asomarnos a ese instante de vulnerabilidad donde ella parece convertirse en algo más que un pasamanos o un camino amarillo para que él llegue al otro lado. Apenas sí, pero no del todo, porque lo que ella es se refleja en él. Porque si ella se vuelve humana se pierde el interés y se convierte en cualquier otra chica.

Ya es bastante malo ver a una mujer ser un objeto utilitario en el camino del héroe, que se desvanece cuando él llega a su destino y se convierte en una persona completa por primera vez, como despertar de un sueño.

But this isn’t about me!4 

¿Cuántas veces hemos escuchado? “Detrás de un gran hombre existe una gran mujer.” Uno creería que el arquetipo cinematográfico solo es un sueño guajiro de un guionista hombre con poca visión e imaginación, sin importar cuantas veces lo vuelvan a filmar y a vendérnoslo hasta el hartazgo. También en el día a día debemos estar ahí para atender y hacer mejores personas a los hombres de nuestras vidas. Tras bambalinas, claro no vaya alguien a acordarse de que eres más que una agenda, objeto decorativo, contestadora, entre otras muchas tareas para que él pueda salir al mundo y robarse la escena, la película, la vida. Nos enjaretan el discurso a cucharaditas amorosas y deberíamos saber hacer desde el nudo de la corbata hasta la cena maravillosa para el jefe. Sin robar el foco por favor.

Let me build myself smaller than you, let me apologize when I get caught acting bigger than you5.

La mujer detrás del hombre exitoso no puede ser de ninguna manera mejor que él, no puede salvarlo para redimirse, tiene que salvarlo para estar tras la cortina, donde nadie o casi nadie recuerde su existencia, no puede ser más simpática, más inteligente o más exitosa, ni siquiera puede ser demasiado bella. Él es todo lo que importa, ella no debe ser memorable, apenas para que él tenga sentido y veamos que es humano.

“I’m not a concept. Too many guys think I’m a concept or I complete them or I’m going to ‘make them alive’…but I’m just a fucked-up girl who’s looking for my own peace of mind. Don’t assign me yours.”

Esta cita de Charlie Kaufman de Eternal Sunshine of the Spotless Mind destruye el arquetipo. No soy un concepto, no existo para salvarte, mis excentricidades no existen para que tú te veas mejor, quizá sea un desastre, pero mi vida no gira en torno a que tú seas una mejor persona, estoy construyéndome a mí misma y es todo lo que puedo manejar ahora. Tu salvación no está en mis manos. Obviamente no es una traducción literal es una interpretación libre. Hubo quien quiso que tuviera el rol de una MPDG y los salvara y los hiciera una mejor persona desde las bambalinas desdibujada y casi inexistente, pero el arquetipo nunca fue para mí. La única salvación que está enteramente en mis manos es la propia y soy protagonista de mi propio destino, no necesito ser invitada a ser un poco memorable papel de reparto.

1,2,3,4  Manic Pixie Dream Girl Says, New American Best Friend, Olivia Gatwood,

Esther Strange

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s